5 animales - Comunidad Vively
16700
page-template-default,page,page-id-16700,admin-bar,no-customize-support,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-6.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.5,vc_responsive,no-js
 

5 animales

los 5 animales crónicos

Estudiando las diferentes formas en que las personas afrontan una cronicidad, en vively identificamos 5 perfiles diferentes (en realidad 4+1). Éstos dependen del conocimiento que tiene la persona sobre sus salud, y de su involucración en gestionarla. 4+1 animales… es sólo un símil ; )

perfil_actitud_cronico_avestruz

Avestruz

perfil_actitud_cronico_gato

Gato

perfil_actitud_cronico_puercoespin

Puercoespín

perfil_actitud_cronico_zorro

Zorro

perfil_actitud_cronico_delfin

Delfín

perfil_actitud_cronico_avestruz

El avestruz.

La persona-avestruz no acepta la enfermedad, que ve como una intromisión en su vida, cambios que no quiere. Así que decide cuestionar el diagnóstico o simplemente negarla.

¿qué hacer?

Se niegan a aceptar su enfermedad con lo que es difícil de gestionar. Los eventos agudos son ocasiones para intentar generar cierta conciencia en la persona, es imprescindible hablarlo con el médico o equipo y consensuar las decisiones y pasos a tomar.

Le hemos oído decir…
  • El otro día me dijeron que tengo diabetes.
  • Mientras pueda, quiero vivir la vida sin molestara nadie.
  • Sería peor, porque si sé más me acojonaré más.
  • Dime lo que tengo que hacer y ya está.
  • Mientras yo esté bien, mejor no ir al médico para nada.
perfil_actitud_cronico_gato

El gato.

La persona gato no niega su condición crónica de salud, pero toma una actitud todo lo pasiva que le sea posible: mientras no haya complicaciones procura vivir al margen de su salud. Aplica a rajatabla la ley del mínimo esfuerzo (o de ninguno), y la responsabilidad última de su salud es del médico.

¿qué hacer?

Generar conciencia y comprensión enfermedad en “momentos de verdad”: un nuevo diagnóstico, una visita, un evento, fases tempranas de diagnóstico, una complicación, una noticia o información que le hace tomar mayor conciencia. Hay que hablar y coordinarse con el equipo de salud.

Le hemos oído decir…
  • Mientras esté bien, seguiré como hasta ahora, cuando me ponga mal, ya tomaré medidas.
  • Sólo tuve un mal día.
  • Tal y como estoy, creo que lo llevo bastante bien, mi consuegra está peor.
  • Voy al médico sólo cuando es inevitable.
  • Es que soy muy dejada con esto. Otra cosa en la que soy descuidada es que de vez en cuando me tendría que mirar la tensión y el azúcar y no lo hago.
  • Si voy a casa de mis hijos como lo que sea y si voy al restaurante y hay algo que me guste, me lo como. No me estoy de nada.
  • Sólo tengo el azúcar un poco alto, no tomo insulina ni nada.
perfil_actitud_cronico_puercoespin

El Puerco Espín.

El puerco espín -antes le llamábamos el armadillo, por si te gusta más- es un gestor pasivo que procura cumplir a su manera con lo que le toca, con algunas excepciones, no se implica en su salud, no quiere conocer más para no ser consciente. Busca una vida confortable cumpliendo reactivamente con sus obligaciones. El médico es el último responsable de su salud.

¿qué hacer?

Al puerco espín le va la facilidad: lo que no requiera esfuerzo puede bien ser asumido por él. Por otro lado, con un esfuerzo mínimo (o asumible) hacer evidentes los progresos y mejorías puede ayudar a que fijemos ese comportamiento como un hábito.

Les hemos oído decir…
  • “No escucho lo que me cuentan (los profesionales de salud), hago lo que me dicen.”
  • “Hace dos años que tomo medicación y siempre estoy por encima; no me he preocupado en saber por qué.”
  • “Como de todo, pero no abuso.”
  • “Para estar tonteando con la dieta, mejor me dejo llevar y luego ya volveré.”
  • “Voy al médico porque toca ir.”
  • “Ni yo pregunto, ni me han dicho nada al respecto.”
perfil_actitud_cronico_zorro

El Zorro.

El zorro es un gestor activo de su salud. Sin seguir todas las pautas al pie de la letra mantiene un equilibrio entre las limitaciones de derivan de su condición de salud y su calidad de vida. Con ayuda de su médico aprende a gestionarse. La familia y entorno son una ayuda importante que le acompaña.

¿qué hacer?

Por muy activo que sea, el zorro no deja de necesitar la ayuda de familia y amigos en gestionar su condición de salud, sobretodo facilitándoles labores, hábitos y acompañándole en la siempre viva gestión de su equilibrio.

Le hemos oído decir…
  • Yo no estoy enfermo, tengo esta condición de salud y vivir con ella.
  • Tienes que tenerla presente, pero no tienes que pensar en ella.
  • Más esfuerzo no supone ser más feliz: hay un punto en que no hay compensación entre lo que hago, lo que dejo de hacer y lo que tengo que hacer.
  • La dieta se convierte en algo crónico y la vas adecuando a tus necesidades; cuanto más envejeces, menos totémica es y menos estricta la haces.
  • Se tiene que evitar el sedentarismo; yo cada día voy y vengo del trabajo a pie. A mi edad y situación, es lo único que puedo hacer
  • Mi mujer me vigila constantemente, está más preocupada que yo; me ayuda cada día y es ella quien me dice si tengo que ir o no al médico.
  • Él atiende mejor que yo mi enfermedad y circunstancia; me conoce. (sobre el médico)
perfil_actitud_cronico_delfin

El Delfín.

El delfín es un verdadero pro… proactivo en la gestión de sus salud. Él es el máximo responsable de su salud, y se coordina con su equipo de salud para maximizar su calidad de vida. El delfín puede llegar a ser referencia para otros.

¿qué hacer?

Avisar al delfín para ayudar a otras personas a entender que sí pueden gestionar su salud activamente y así ganar una mejor calidad de vida!

Le hemos oído decir…
  • Te acostumbras, no te tienes que resignar; la cronicidad no te tiene que impedir hacer una vida normal si te cuidas y te vigilas.
  • La cronicidad es como un compañero de viaje.
  • La cronicidad te obliga a determinadas cosas, pero son siempre para un beneficio propio.
  • Lo que quiero es saber exactamente como está mi cuerpo, si verdaderamente estoy bien o no.
  • Si un día puntual te vas a comer o cenar, pues no pasa nada. Yo nunca me he sentido marginado por eso.
  • Es fundamental tener un médico de referencia en quien confíes plenamente y que te sepa guiar, porque si lo que me dice no me cuadra, se lo hago saber.
Iconos creados por Freepik de www.flaticon.com; licenciado bajo CC BY 3.0
Ir a la barra de herramientas