QUÉ SON LAS CARDIOPATÍAS CONGÉNITAS - Comunidad Vively
17855
bp-legacy,post-template-default,single,single-post,postid-17855,single-format-standard,admin-bar,no-customize-support,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-6.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.5,vc_responsive,no-js
 

QUÉ SON LAS CARDIOPATÍAS CONGÉNITAS

18 Feb QUÉ SON LAS CARDIOPATÍAS CONGÉNITAS

Coincidiendo con el día de los enamorados, ese día en que todo se llena de corazones a nuestro alrededor, se celebraba a nivel internacional el día de las cardiopatías congénitas, una denominación que agrupa una serie de alteraciones el corazón que se producen antes del nacimiento.

El corazón humano empieza a formarse alrededor de la cuarta semana de gestación como una estructura tubular. En torno a la octava semana, ese tubo aumenta de longitud y se enrosca sobre sí mismo. En su interior, se crea un tabique que separa las dos cavidades del corazón, la auricular y la ventricular. En las siguientes semanas se forman las válvulas que se encargarán de hacer circular la sangre entre ambas cavidades y de bombearlas: el lado derecho bombea la sangre hacia los pulmones, donde se oxigena y el derecho la bombea al resto del cuerpo.

En la mayoría de los casos, es el desarrollo defectuoso de las estructuras cardiovasculares del embrión lo que le lleva a padecer una cardiopatía, muchas de las cuales no se hacen patentes hasta después del nacimiento. Existen más de cincuenta tipos diferentes de cardiopatías congénitas y afectan a uno de cada 8000 nacidos en todo el mundo.

Es posible saber en algunos casos la causa de una cardiopatía congénita. La ingesta de algunos fármacos como el litio o los anticonvulsivos durante los tres primeros meses del embarazo puede producir este tipo de anomalías; aunque también existen factores ambientales y genéticos que pueden alterar el desarrollo del corazón en estas primeras semanas de vida del embrión.

El consumo de alcohol o la exposición a determinadas sustancias químicas de uso industrial también se describen como factores de riesgo ya que aumentan las probabilidades de producir en el feto una cardiopatía congénita. Otro factor de riesgo es la diabetes no controlada, de ahí la importancia de los programas de autocuidado y autogestión de pacientes crónicos en casos como las mujeres diabéticas con deseo de quedar embarazadas, y de un control metabólico estricto de la mujer diabética durante las primeras semanas de embarazo.

Recibir la noticia de que su hijo puede tener una anomalía de este tipo puede resultar abrumador, pero la mayoría de las cardiopatías son leves y los avances tanto en tratamientos como en tecnologías de diagnóstico hacen que en algunos casos solo se requieran revisiones periódicas. Es cierto que otras cardiopatías congénitas requerirán algún tipo de intervención quirúrgica o terapéutica, y en algunos casos el tratamiento puede requerir continuación en su vida adulta, pero también es cierto que casi todas los tipos de anomalías cardíacas congénitas se pueden tratar con expectativas de obtener buenos resultados.

La crianza de un niño es una etapa muy intensa en la vida de toda familia. Si el bebé padece una cardiopatía congénita, será imprescindible aprender aspectos fundamentales sobre su condición de salud, así como cuál será la dieta más indicada, controlar la correcta administración del tratamiento médico y sobre todo, saber identificar los síntomas que puedan suponer un riesgo para el bebé. En su etapa de crecimiento, será vital implicarle en el autocuidado y en la toma progresiva de responsabilidades sobre su salud.

 

Foto de Nathan Bittinger en Flickr Creative Commons.

Tags:
No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas